AUTOBRONCEADOR: MANUAL DE USO

autobronceador 2

Seguro que muchos (y no sólo muchas) estáis deseandito lucir moreno, ahora que llega la temporada de las camisetas de tirantes, mangas cortas, shorts y vestidos. Yo soy una fan incondicional del moreno, he de reconocer que me pirra lo precioso que queda el tono moreno en la piel, y ante el miedo de tostarme al sol y llenarme de manchas, quemaduras, piel seca, eritema solar y arrugas, siempre he apostado por los autobronceadores. Como os podréis imaginar, he probado de todo, he hecho mil inventitos y hasta tengo una mancha en una pierna que parece un antojo, pero no, es una mancha de un inventito que me hice cuando tendría unos 12 años y jugué a ponerme un poco de autobronceador en un trocito de piel para ver si sólo eso se ponía moreno, ¡Y nunca se quitó! Un desastrillo… ya prometía, desde pequeña, en esto de probar la cosmética! 🙂

En fin, menos mal que los años han ido pasando y los productos han ido mejorando y ya no pasan estas cosas, pero aun así, y pase lo que pase, os recomiendo tomar nota de estos consejos a la hora de utilizar autobronceadores, todos ellos basados en mi experiencia personal:

– ¡No te obsesiones con el moreno! Sí, queda precioso y todo lo que quieras, pero no hay que obsesionarse en conseguir más, y más, y más… pues el tono doradito queda precioso, pero el “conguito” y el “zanahorio” ya no sientan tan bien…

– Ten paciencia, deja que haga efecto, no tengas prisa… no apliques más producto del indicado para que haga más efecto o más rápido, pues los resultados serán peores.

– Hay que leer siempre BIEN las instrucciones de aplicación y llevarlas a cabo estrictamente, cada producto de cada marca es distinto y tiene unas normas específicas de uso.

– Exfolia bien la piel antes de aplicar un autobronceador; así, la piel quedará más lisa y uniforme y no te quedará un resultado “a topos” por los baches que se encuentre el producto por el camino.

– ¡¡No te olvides ninguna zona!! Yo me he olvidado varias veces (en mis años mozos) de la parte trasera de rodillas, las orejas, la cara interna de los brazos… y al día siguiente, ¡horror! apareces a ronchones y con zonas blancas, hecha un cuadro!

– Hay que lavarse muy bien las manos (insistiendo en las palmas y los espacios entre los dedos), porque al igual que en el punto anterior os contaba las partes olvidadas que se quedan blancas, también he sufrido el efecto de quedárseme las palmas de las manos naranjitas por no haberlas lavado.

– ¡Cuidado con la ropa después de aplicarlo! Yo lo aplico siempre antes de ir a dormir, eligiendo para esa noche el pijama más antiguo que tengo, o si no, lo aplico en bikini el típico domingo que me quedo en casa haciendo las tareas del hogar.

– Para conservar el tono bronceado, es importantísimo mantener una correcta hidratación de la piel, pues si no, con la piel seca se nos caerá el bronceado, literalmente, junto con la piel seca, y el resultado será, de nuevo, la piel a topos blancos y morenos.

– Para conseguir un resultado de un tono moreno más ligero, puedes mezclar el autobronceador con crema hidratante, a partes iguales.

– No te confíes! La piel autobronceada no está protegida contra el sol, no olvides nunca aplicar protección solar en rostro y cuerpo!

– Si eres muy principiante, te aconsejo los nuevos autobronceadores de última generación, como este potenciador de bronceado que os conté el año pasado de Guerlain, del que se incluyen unas gotitas en nuestra crema habitual, o este de Clarins, más económico que el de Guerlain y del mismo estilo de aplicación y resultado progresivo.

– Si aun así no te aclaras y no quieres arriesgarte, no fallan los polvos de sol, una maravilla y todo un descubrimiento para mí, he de confesar que ya recurro muchísimo más a los polvos de sol que al autobronceador. Si tienes la piel muy clara, prueba los polvos de sol Terracotta de Guerlain para rubias, son ideales y apenas se notan, pero te dejan guapísima! Y si te van más los maquillajes de base líquidos, prueba este, también de Guerlain, yo lo compré el verano pasado y aún lo tengo para seguirlo utilizando este verano 🙂

Ánimo en vuestra operación moreno, no os preocupéis, que nos queda mucho sol por delante y tenemos mucho tiempo para coger los rayos de Lorenzo y lucir, con el tiempo, un bronceado precioso y natural, y no quedarnos así, a lo Christina Aguilera!!

autobronceador

Anuncios

Publicado el 13 de abril de 2014 en Cosmética, Sin categoría y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Muchas gracias por estos consejos aunque no utilizo autobronceador. A Christina Aguilera se le nota mucho el autobronceador.

  2. Yo aplico autobronceador en las piernas pero sólo a principios de junio cuando me quito las medias.

  3. El años pasado me compré uno de Clarins y, aunque adoro esta marca, acabé tirándolo, creo que aún no existe el autobronceador ideal 😦

  4. Hace un par de años que no compro auto bronceadores, es complicado el tema para acertar con uno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: